Una de las preguntas que más se nos hacen en VOZ es sobre cómo está financiado el proyecto. Y las personas usualmente quedan sorprendidas de oír que no aceptamos absolutamente ningún tipo de financiamiento corporativo, gubernamental o de capital. Nosotros no creemos que sea posible servir a dos amos, y los usuarios de nuestro sistema son la razón por la que estamos aquí. Aunque esto significa que nuestro proceso de desarrollo es más lento, al rehusar financiamiento corporativo, gubernamental o de capital, podemos permanecer independientes y protegerte mejor.

 

A la fecha, VOZ ha estado siendo financiado por las siguientes fuentes, sin ningún orden en particular:

 

  • Crowd funding: Los fondos iniciales requeridos para hacer despegar a VOZ del suelo y fuera de Colombia, para pruebas, fueron generados a través de una campaña de crowd funding en la plataforma PleaseFundUs (ahora llamada Zequs).

 

  • Tu: Nosotros seguimos dependiendo de las donaciones provenientes de miembros del público. Nunca hemos cobrado ningún cargo por permitir a las personas el uso de nuestro servicio pero cualquier donación recibida ayudara a mantener los servidores trabajando.

 

  • Nuestro equipo: Todos los que trabajan aquí podrían estar ganando mucho más dinero en grandes compañías de internet o en el sector de desarrollo, pero el dinero no es la motivación detrás de este trabajo y todo nuestro equipo dedica muchas horas de manera gratuita para ayudar a impulsar a VOZ.

 

  • El bolsillo de nuestros Directores Administrativos: Como fundador del proyecto, creo de todo corazón en la importancia de este trabajo, y en la importancia de hacerlo correctamente, que es la razón por la cual cuando tuve cierta disponibilidad económica, decidí invertir en crear VOZ y darle una voz a aquellos que no pueden ser escuchados.

 

Aunque hubiera sido posible desarrollar VOZ mucho más rápido con financiamiento gubernamental, corporativo o de capital, también nos hubiéramos hecho de algunos “socios”, y aunque también buenos financiadores, no creemos que este tipo de proyecto pueda ser construido utilizando ese tipo de dinero por la potencial influencia que pueda aparecer y que sea contraria a los mejores intereses de nuestros usuarios. Es por eso que no hemos aceptado ni un solo centavo de parte de fuentes gubernamentales, corporativas o de capital.

 

Cuando aceptas dinero de dichas fuentes, entonces te embarcas en un camino muy distinto al que ha elegido VOZ. Aunque hay muchas empresas y ONGs muy exitosas que han aceptado este tipo de financiamiento, hay un conflicto de intereses inherente con muchos financiadores potenciales, sus inversores y las metas de VOZ y los usuarios a los cuales servimos. Esto no es para decir que todo lo relativo al financiamiento gubernamental, corporativo o de capital sea malo o que las personas que trabajan en dichos sectores lo sean también; definitivamente hay muchas buenas personas y organismos. Pero, el grupo del cual tomes tu financiamiento cambiara tus prioridades, eso es todo.

 

Cuando se acepta financiamiento gubernamental, corporativo o de capital, hay varios lugares donde ellos ejercen el control y donde el control se les ejerce a ellos. Primeramente, ellos mismo pueden tener intereses en otras compañías o relaciones que no quieren ver dañadas. Estas pueden ser compañías en las que han invertido al mismo tiempo en que podrían surgir conflictos de interés.   Incluso compañías relacionadas a través de sus directores pueden ejercer influencia sobre otras ciertas compañías. Segundo, los inversores de un financiamiento también ejercen su influencia en el financiador al amenazar con retener el financiamiento de una subsecuente inversión, por mencionar un ejemplo extremo. Esto usualmente no se menciona directamente, pero templa el comportamiento del patrocinador. Por último, algunos otros negocios en los cuales el financiador tiene un interés pueden ser regulados por varias entidades, lo cual tendría influencia en el cuerpo financiador. Hay muchos puntos de influencia.

 

No estamos diciendo que está mal tomar dinero de esas fuentes, para algunos negocios y ONGs es perfecto. Sin embargo, hay también varias ventajas en no tomar dinero de este tipo de una fuente de financiamiento. Es definitivamente más difícil y hay muchas otras cosas que VOZ puede mejorar y desarrollar más rápido si tuviéramos los recursos de un gran patrocinador. Incrementando nuestro equipo técnico, adquiriendo mayor capacidad en las fases tempranas de nuestro desarrollo, promover y anunciar y reclutar más personal – todas esas cosas definitivamente podrían hacer que todo fuera más rápido. Sin embargo, el precio del hardware, la habilidad para alcanzara a un gran mercado y la disponibilidad de tecnología de código abierto reduce significativamente el capital requerido para construir este tipo de negocio. Al final, nosotros pensamos que nuestros usuarios serán mejor servidos del modo en que financiamos a VOZ, con todas las desventajas que esto involucra.

 

Si desea apoyarnos en nuestro objetivo, por favor visite nuestra página de Donaciones.